lunes, 27 de marzo de 2017

VERSOS DE FOGUEO, de Josef Antoni

Versos de fogueo,
de Josef Antoni

15x11 cms,
140 pags, 6,5 € (envío incluido).
Compra de la versión digital (pdf para lector-e) en
https://librosreflector.bandcamp.com/album/versos-de-fogueo
Pedidos: reflectorlibros ( en ) gmail -punto- com 

Versos de fogueo es el segundo libro del poeta Josef Antoni. En él se siguen recogiendo las constantes de su primera obra editada en papel, En voz alta: compromiso y justicia social, crisis, desahucios, resistencias, frustraciones y rabias, resolución a cambiar las cosas... Poesía de barrio doliente pero consciente y activa, implicada y con los pies firmemente clavados en la tierra. La lucha es la poesía, y la poesía es la lucha.

Josef Antoni se presenta:

Soy José Antonio García (mayo del 70), obrero del metal, aficionado a la poesía, resido en Madrid (donde nací), en concreto en Villaverde.
Concibo la poesía, como escribió Celaya, "como un arma cargada de futuro con que te apunto al pecho".




LOS INVISIBLES DE VILLAVERDE

Estoy en el ángulo muerto;
es el sitio perfecto:
nadie me ve.
Estoy en ninguna parte,
bordeando el desastre,
lo mismo que ayer.
No ven y no quieren que veamos.

No quieren que veamos
en las plazas del barrio
a Mohamed, Hasan y Hussein
que hablan de sueños rotos
con nostalgia de su tierra
y de jornadas interminables de trabajo
por diez euros.
Ni quieren que veamos
en el polígono industrial
a Alexandra, Bianca y Corina
que venden su carne adolescente
a un módico precio
y se alejan de sus fantasías de princesa.
No quieren que veamos
entre los escombros de un solar vacío
como malviven Ángela y Tomás
con dos niños pequeños
sin entender muy bien porqué
no pudieron pagarse su hipoteca.
Ni quieren que veamos
cómo María y Raúl
a pesar de haber pisos vacíos
se han visto obligados
a ocupar una vivienda
y a vivir siempre con temor
a la espera de que les desalojen por la fuerza.
Ni quieren que veamos
en el parque de mi barrio
a Cristina, Carla y Javier
que consumen desencanto, fracaso escolar,
e ideas de emigrar al extranjero.
Ni quieren que veamos
en los bares de Villaverde
como Luis, Álvaro y Manuel
dejaron de buscar hace tiempo
ofertas de trabajo
y ahora beben hasta ahogarse
en su propia derrota
para no sentir vergüenza.
No quieren que veamos, pero vemos
porque no somos mudos, ni sordos, ni ciegos.

-------

No hay comentarios:

Publicar un comentario